CONSEJOS PARA UNA LIMPIEZA SALUDABLE

Con motivo de las Jornadas de formación sobre tóxicos contaminantes hormonales celebradas en Estella – Lizarra, a las que asistí como ponente, he tenido la posibilidad de profundizar sobre las implicaciones que la limpieza en espacios interiores tiene sobre nuestra salud y el medio ambiente.

En anteriores post expusimos el problema de los contaminantes hormonales y sus peculiares características, efectos y funcionamiento, su presencia en materiales de construcción y equipamiento comunes en la mayoría de los hogares, así como las alternativas que nos ofrece la Bioconstrucción.

Ahora le toca el turno a la limpieza, que deberíamos realizar con productos no contaminantes y de manera que afecte lo menos posible a nuestro entorno.

¿Con qué limpiamos?

Muchas veces nos encontramos estos pictogramas en las etiquetas de los productos de limpieza (eso si están bien etiquetados).

etiquetas

Si hacemos caso de la normativa de manipulación de este tipo de sustancias tendríamos que utilizar equipos de protección individual (gafas, guantes, mascarillas) para poder llevar a cabo la limpieza del hogar. Además, por lo general se almacenan muchos de estos productos sin tener en cuenta medidas de seguridad básicas (ventilación, no almacenar en un mismo espacio, problemas de derrames, etc.)

caramelos-

 

Para empeorar la situación, algunos productos se presentan en cápsulas con colores vivos, brillantes y un tamaño parecido al de una chuchería que niñas y niños confunden con caramelos.

 

 

En esta tabla que puedes encontrar en el trabajo publicado por Ecologistas en Acción, “Eliminación de contaminantes hormonales. Guía para administraciones públicas”

Imagen1

se enumeran algunas de las sustancias EDCs (disruptores endocrinos o contaminantes hormonales) que podemos encontrar en productos para control de plagas, limpieza y desinfección de edificios, y que no son difíciles de descubrir bajo el fregadero en multitud de viviendas (parece que nos gusta tener la farmacia y la droguería en casa).

Claro, esto tiene sus riesgos; aunque parezca algo gracioso al oír las declaraciones de la socorrista de la piscina comunitaria que en 2008 mezcló accidentalmente dos productos para el tratamiento del agua y provocó una nube de cloro que podría haber sido muy peligrosa: “Me he equivocado de producto y… he echado…. ácido clorhidri… sí… ácido clorhídrico encima de sulfato de so… de cloro … no, sulfato no, no sé lo que era.. lo he echado sabes y a hecho una reacción que flipas y a empezado a salir gas amarillo (…) que vamos, que la he liao parda, ¿sabes?”

Pero la realidad es que a otros niveles nuestro cuerpo se encuentra expuesto a una gran cantidad de sustancias contaminantes, dando lugar al llamado efecto cóctel, es decir, un efecto combinado (aditivo, sinérgico o antagónico) de múltiples compuestos actuando a través de mecanismos comunes.

Imagen2

Se puede ilustrar este efecto cóctel con la fórmula 0 + 0 + 0 = 7, ya que éste es el resultado que obtienen al estudiar cómo el efecto combinado de varios contaminantes hormonales, en cantidades teóricamente no tóxicas y legales, originan un efecto tóxico para la salud

Consejos de limpieza

Además de unas recomendaciones generales para un empleo ecológico de detergentes y productos de limpieza, como son:

-evitar la suciedad (uso de zapatillas en el interior, felpudos, ropa de trabajo, delantal, etc.), es decir; intentar no ensuciar, algo que parece de sentido común

-reflexionar sobre las exigencias de limpieza, Las limpiezas frecuentes con productos suaves pueden evitar la necesidad de limpiezas en profundidad.

-no sobrepasar las dosis recomendadas en el envase

-tener en cuenta la dureza del agua y el grado de suciedad al dosificar

-No utilizar detergentes especiales (por ejemplo, detergente para ropa delicada, suavizantes) o solamente cuando sea necesario

-Elegir detergentes y productos de limpieza de gran rendimiento

Vamos a enumerar y desarrollar algunos consejos que pueden ser de gran utilidad:

 

UTILIZA PRODUCTOS DE LIMPIEZA NATURALES

Son más sanos, no contaminan el medio ambiente y son más baratos. Puedes elaborar tus propias recetas o seguir las miles que ya existen en Internet.

Imagen4

Bicarbonato, limpiador alcalino (también llamado bicarbonato sódico, hidrogenocarbonato de sodio, carbonato ácido de sodio o bicarbonato de soda)

El vinagre contiene una concentración que va del 3% al 5% de ácido acético en agua. En algunos casos 8%

El Limón contiene ácido cítrico, un ácido orgánico presente en la mayoría de las frutas, sobre todo en cítricos como el limón y la naranja. Es un buen conservante y antioxidante natural.

El jabón de sosa es un producto de limpieza tradicional que se fabrica con manteca de cerdo, agua e hidróxido sódico (sosa cáustica). De la reacción de los ácidos grasos y del hidróxido sódico, conocida como reacción de saponificación, se forman sales sódicas de ácidos grasos, las moléculas características del jabón que actúan como agentes tensioactivos capaces de disolver en agua sustancias hidrófobas.

!Cuidado con las recetas!

Muchas veces a estos productos básicos añadimos otros que se consideran “naturales” pero que implican riesgos en nuestra salud, como el bórax, potencial disruptor endocrino, o los aceites esenciales, que pueden crear sensibilidad en algunas personas y no son aceptables si se sufre SQM (Sensibilidad Química Múltiple), además respecto al árbol de té y la lavanda existen estudios que muestran que estos aceites tienen actividad estrogénica y antiandrogénica.

También habría que extremar la precaución a la hora de pulverizar el agua oxigenada para que no la inhalemos, para ello deberíamos hacerlo cerca de la superficie.

 

EVITA EL PERFUME ARTIFICIAL

Que un espacio de tu piso huela a flores o pino (sin que los haya) no quiere decir que esté limpio, sino que se ha “manchado” con un producto que utiliza ftalatos para fijar olores artificiales. Y los ftalatos son contaminantes hormonales. Lo mismo ocurre con los ambientadores sintéticos o los suavizantes de ropa.

Además, los ambientadores pueden interferir con el sentido del olfato, recubriendo los conductos nasales con una película aceitosa y algunos agentes nocivos contenidos en ellos pueden adormecer los nervios.

En lugar de ambientadores químicos, opta por ambientadores naturales como flores secas o plantas de interior.

No olvides que los olores pueden afectar el estado de ánimo y suscitar efectos psicológicos y fisiológicos en el organismo, por ello, evita una utilización exagerada de aceites aromáticos y ambientadores y empléalos con cautela, ya que el sentido del olfato se puede acostumbrar rápidamente a los olores y así se aumentan inconscientemente las dosis.

En personas afectadas por Sensibilidad Química Múltiple, una mínima concentración de aromatizantes provoca a menudo fuertes irritaciones.

También determinadas plantas, como por ejemplo los lirios de aroma intenso, las prímulas o los jacintos, pueden provocar dolores de cabeza o incluso dificultades respiratorias. Estas plantas no deben colocarse por ello en los dormitorios.

 

UTILIZA PRODUCTOS ECOLÓGICOS

Evitarás la presencia de lejía y otros productos con cloro, disolventes, conservantes (como parabenos), fosfatos o nonilfenoles, que no sólo dañan tu salud, también a los ecosistemas silvestres.

Biodegradabilidad y Eutrofización definen a un detergente “ecológico”. Pero si queremos plantear la dimensión global de los problemas ecológicos hay que manejar también otras variables, que son tanto o más importantes en el balance final, como son la reducción de la contaminación del agua disminuyendo el consumo de detergentes y la reducción de la producción de residuos disminuyendo la cantidad de envases mediante reutilización o compra a granel.

 

EVITA LOS PRODUCTOS ANTIBACTERIANOS

Utilizan aditivos peligrosos como el triclosán, contaminante hormonal de uso ilegal en desodorantes por sus efectos adversos en la pubertad y las hormonas tiroideas.

 

¿Cómo limpiamos?

En los espacios interiores nos encontramos polvo doméstico, que contiene casi siempre numerosos alérgenos y gran cantidad de sustancias nocivas: bacterias, hongos, esporas, ácaros, heces de ácaros, polen, amianto, fibras minerales sintéticas, contaminantes no volátiles, metales pesados, etc.

¿Y de dónde vienen estas sustancias? Muchas veces provienen del aire exterior, pero la mayoría de las veces es debido a fuentes internas. De hecho, aunque suene raro, el aire interior puede ser, como máximo, tan bueno como el aire exterior que se deja entrar, y que muchas veces se denomina “aire fresco”.

En anteriores post ya hemos hablado de las sustancias EDCs que podemos encontrar en el interior de nuestros edificios, también en nuestras viviendas.

Además, a esto se suma de la carga adicional que suponen los productos de limpieza que normalmente usamos.

Según este artículo publicado en el blog LIBRES DE CONTAMINANTES HORMONALES, 3 de los contaminantes hormonales más habituales en el polvo son los retardantes de llama, utilizados en muebles, textiles y material electrónico, para evitar que ardan; los ftalatos, plastificantes que se utilizan en la fabricación de plásticos como el PVC (utilizado en alfombras y moquetas) y los PFCs (Sustancias perfluoradas), un grupo de sustancias utilizadas para impermeabilizar la ropa, muy habituales en ropa de monte.

Imagen6

Cuando limpiamos el polvo aspirándolo, lo que hacemos es “triturarlo”, y si usamos aspiradoras sin filtros adecuados el polvo más fino que desprenden penetra más profundamente en nuestro sistema respiratorio.

Si lo que hacemos en limpiar con plumeros o cepillos movemos el polvo y no lo eliminamos de manera efectiva.

Consejos para un hogar más sano

 

VENTILA TU HOGAR

por lo menos dos veces al día para reducir la concentración interior de contaminantes hormonales.

La aireación reduce las cantidades de partículas liberadas en el interior (especialmente las partes finas y ultrafinas, que se comportan de forma parecida a los compuestos fácilmente volátiles, gases o vapor de agua), y debería aplicarse especialmente después de pasar la aspiradora, cocinar, hacer las camas, trabajos manuales y bricolaje.

Solamente en viviendas que están junto a calles de mucho tráfico o en un entorno industrial directo, puede suceder que se produzca una contaminación importante del aire interior a causa de los gases y partículas de escape procedentes del exterior; en tal caso, lo mejor será que ventiles fuera de las horas punta, preferentemente por la tarde o durante la noche (eventualmente puedes considerar la instalación de equipos de ventilación con filtros de polvo fino).

 

LIMPIA EL POLVO Y FRIEGA EL SUELO FRECUENTEMENTE CON UN TRAPO HÚMEDO O CON ASPIRADORAS CON FILTROS HEPA

Limpia a menudo con paños mojados, evitarás la necesidad de limpiezas en profundidad.

Para aspirarlo solo debes utilizar aparatos de gran calidad y potencia, dotados de filtros especiales para el polvo en suspensión o partículas HEPA. El aire de salida de estos aparatos es más limpio que el aire normal de la estancia, en las aspiradoras sin estos filtros, por el contrario, pueden liberarse fácilmente grandes cantidades de partículas finas.

Las instalaciones centralizadas de aspiración suelen ser muy buenas, y con ellas el aire de salida va directamente al exterior.

Si eres una persona especialmente sensible al polvo o en el caso de problemas especiales por partículas en interiores, puedes utilizar filtros de aire que cumplan con los correspondientes estándares de filtro (por ejemplo, HEPA).

 

NO TRAIGAS ROPA NI CALZADO DE TRABAJO A CASA Y SI LO TRAES, CÁMBIATE AL ENTRAR

Imagen7

El pasado mes de diciembre de 2015, el Tribunal Supremo, nos sorprendía mediáticamente con una sentencia en la que se avala el derecho a percibir indemnizaciones a favor de tres esposas, (una de ellas ya fallecida), de trabajadores de las fábricas de Uralita de Getafe y Valdemoro (Madrid), por las enfermedades contraídas por causa de la limpieza, sacudida y planchado de la ropa de trabajo y calzado de sus maridos. Prendas impregnadas de polvo de amianto, que los obreros debían lavar en sus domicilios, tarea asumida en exclusiva por sus esposas.

Han pasado muchos años y en este, como en otros casos las personas afectadas llevan mucho tiempo intentando que se reconozcan sus derechos, lo que nos remite otra vez a la aplicación del principio de precaución, pues una vez ocurridos los hechos es muy difícil reparar las consecuencias de una exposición a los tóxicos existentes en nuestro entorno.

 

NO FUMES EN CASA, ¡NI FUERA!

También debes manejar con cuidado las chimeneas u hogares abiertos, en general hay que evitar la liberación de gases de combustión a la atmósfera interior.

Al cocinar utiliza una campana de extracción.

 

REDUCE EL USO DE MATERIALES SINTÉTICOS Y TEXTILES

Hay que evitar también un equipamiento de los espacios interiores con demasiados textiles (moquetas, alfombras, muebles acolchados, cojines, tapices, cortinas, visillos, peluches, manteles, etc.).

¡Además pueden llevar tratamientos (antimanchas, ignífugos, antiácaros, etc.)!

El ambiente interior se perturba considerablemente: la electrostática puede arruinar el clima interior de la estancia (ambiente de tormenta), rebajar la ionización de la atmósfera, levantar o atraer el polvo y las partículas finas.

 

Y para terminar…Los consejos ayudan a reducir la exposición a estos tóxicos ubicuos, algo que ayudará a nuestra salud y al medio ambiente. Sin embargo, no debemos olvidar que la auténtica solución está en que se legisle y prohíba los contaminantes hormonales.

 

Silvia de Santos García

Miembro de grupo BIHHO, Mediciones de Radiaciones, Tóxicos y Contaminación Microbiológica en el Hábitat.

Más info en:

 

Anuncios

Acerca de Silvia de Santos García

Arquitecta. Máster en Bioconstrucción. Especialista en medición de radiaciones, tóxicos y contaminación microbiológica IEB-IBN
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s